Hace menos de una semana se celebró una de tantas carreras domingueras de diez kilómetros. No tendría nada de especial de no ser que, en este caso, consistía en completar la distancia en solitario. La Green Run del circuito de 7 carreras #Rainbowvirtualseries, 10 kilómetros que nos ‘castigaron’ las piernas después de que la mayoría hacía meses que no le dábamos caña de verdad.

Cerca de 5.000 participantes pudimos saborear esas sensaciones de correr (y la competición) que nos hacen sentir libres.

Ahí estaba el que se preparó la carrera quizás para demostrarse a sí mismo de lo que era capaz, el viejo corredor que, en un alarde de humildad, acepta la vejez y no deja nunca de correr mientras el cuerpo aguante, el que superó un desamor o una enfermedad, el que aceptó una apuesta con los amiguetes un sábado por la noche con una tajá como un piano y se enganchó, el eterno luchador y luchadora que necesita demostrarse a sí mismo que si quiere puede, a la chica que abandonó la cinta de correr del gimnasio y se aventuró con el asfalto, el parado que olvida las facturas cuantos más kilómetros suma, y en definitiva, todos y cada uno de vosotros, de la cabeza a la cola, sean cuales sean los motivos que un día os llevó a poner un pie delante de otro más rápido o más lento.

Solo nos queda daros las gracias con este vídeo y animaros a participar en el siguiente reto, la Indigo Run 10k el día 21 de junio! Y recuerda, si ya estás inscrito NO es necesario hacerlo de nuevo, será válido tu código personal de participación para todas las carreras del Rainbow Virtual Series. Y a todos aquellos que todavía no os habéis apuntando, animaros a que os sumeis a las pruebas gratuitas en cualquier momento y lugar.