Nos hemos vuelto a poner un dorsal, hemos sentido de nuevo ese cosquilleo previo al día de carrera, hemos intentado dar un poco más sabiendo que ese tiempo y esos ritmos iban a estar en una lista junto con los de miles y miles de corredores y corredoras más y que iban a formar parte de unos ránkings. «De esta salimos más fuertes», rezan muchos eslóganes alrededor del mundo en este contexto de crisis por el coronavirus. No sabemos si más fuertes, pero seguro que salimos valorando más lo que teníamos, el simple acto de calzarnos las zapatillas, atarnos los cordones y salir a traquetear por cualquier sitio.

Durante estos meses extraños (cuando nos han dejado) hemos aprendido a correr en cualquier circunstancia. Incluso a hacerlo en pasillos y balcones. Hemos rodado unos kilómetros por espacios que nunca antes habíamos saboreado, hemos aprendido a adaptarnos y hemos sido felices con poco. Lo que antes era simple rutina ahora es un lujo. Seguro que no lo olvidamos.

Rainbow Virtual Series, la oportunidad de ver plasmadas nuestras mejoras

Y en estas Rainbow Virtual Series, el circuito creado por la Bolsa del Corredor para que volvamos a tener motivaciones en el horizonte y que se estrenó el pasado 24 de mayo con más de 4.000 ‘runners’ corriendo la ‘Green Run’, vamos a poner en práctica estos entrenamientos que poco a poco nos van dejando mejores sensaciones y que queremos plasmar compitiendo sobre nuestras superficies favoritas. En esta primera prueba participó gente de hasta 40 nacionalidades distintas. Dentro de este lado ‘cosmopolita’ del circuito cabe destacar la presencia de dos países con especial notoriedad como son México y Argentina. Dos puntos donde correr es casi una religión y que viven el ‘running’ a flor de piel. Obviamente cada corredor tuvo sus limitaciones, muchos tuvieron que hacerlo desde casa, otros en circunstancias poco habituales. Condicionantes diferentes en cada territorio, pero un objetivo común.

México, más de 500 ‘runners’ deseando competir

Desde México la acogida al circuito ha sido bestial. 510 participantes nada más y nada menos. La comunidad ‘runner’ mexicana ha respondido de manera abrumadora y hemos querido conocer un poco más de cerca cómo se vivió desde el país azteca este retorno a la competición. Jorge Ugalde, de la ciudad de Querétaro, nos cuenta que «mi ciudad se acogió a un aislamiento voluntario y llevamos casi 80 días así a pesar de que mi esposa y yo tenemos que salir cada día a trabajar por razones obvias».

Sobre por qué empezó a correr, Jorge nos relata que «yo empecé en el running por cuestiones de salud, obesidad mórbida grado 2, pero gracias a este deporte he logrado bajar de casi 130kg a 85kg, pero lógicamente mi cuerpo me pasó una factura por casi 39 años de vida desordenada en cuanto a la alimentación, soy hipertenso, apenas diagnosticado en octubre del año pasado, y ahora sumé la motivación de la salud a las ya muchas que tengo para correr».

«Aunque lo mio es el trail, ese tipo de carreras fueron canceladas todas hasta la fecha en mi país desde marzo, por ello es que nos estamos metiendo a cuanta carrera virtual salga», añade.

Argentina, 160 ‘runners’ a tope con la causa

Desde Argentina hasta 160 ‘runners’ dieron el paso y sintieron de nuevo la emoción de ponerse un dorsal y competir. Allí también ha habido (y sigue habiendo) medidas estrictas en cuanto a confinamiento dependiendo de la ciudad y la región. Charlamos con Adrián Poó, de Buenos Aires, y con Oraldo López, de Don Torcuato (también provincia de Buenos Aires).

«Muy contento, tanto como corredor y como organizador de tener esta prueba en este momento tan difícil de la humanidad. Desde el inicio de la cuarentena, con mi señora, hemos tratado de mantenernos activos en casa haciendo ejercicios con profes que publican en Youtube y con la bicicleta en el rodillo ya que también corro en MTB», nos confiesa Poó, quién añade que «al encontrar las Rainbow Virtual Series, y ya pudiendo salir a entrenar, no dudamos en sumarnos y si bien correr en solitario puede no tener la exigencia de la competencia masiva tiene su encanto al subir el registro y poder ver donde quedas situado y a nivel mundial».

«A nivel país tenemos situaciones muy disimiles de lo que son, capital y la grandes ciudades, a lo que es nuestro pueblo, somos 22000 habitantes y aquí, a Dios gracias, no tenemos casos positivos de COVID por lo que hemos podido estar de cierta forma, más tranquilos», nos relata Adrián.

Por su lado, Oraldo López comenta que «cuando empezó la cuarentena no sabía qué hacer hasta que un amigo me reenvió una noticia de un japonés que había corrido dentro de su departamento y ahí se me prendió la lamparita, pensé, tengo el jardín y la entrada del auto, listo, y me armé un circuito, voy y vengo del fondo al frente, tengo que dar casi 16 vueltas para completar 1 km y tardo en promedio 8 min (pensar que entrenando lo hacía en 5:30) pero no importaba, pude correr y hacer 5 km en 40 min mas o menos».

Oraldo nos explica cómo llegó a las Rainbow Virtual Series: «Por Instagram vi la iniciativa de sus carreras virtuales y dije: ¡yo quiero! Y me animé a correr 10 k ese domingo, que manera de dar vueltas en mi casa, creo que 1 hora y 24 min (me puse música y se pasó mucho mejor) así que terminé super contento y ahora sigo entrenando y esperando la próxima carrera».